1.- Presentación

ABSTRACT

Meaning-oriented identity integration psychotherapy seeks self-improvement and personal strengthening, allowing the integration of their experiences, finding or recovering, the possibility of updating their own affective forces and recovering in themselves the root of their own psychic potential. complete, both cognitive and emotional; expand their own existential field and to guide themselves towards that search for the meaning of life, which is a primary force in every individual (Frankl).
O.F Kernberg focuses on explaining identity diffusion as a syndrome in which there is a lack of an integrated identity. Clinically it is represented by a poorly integrated concept of self and significant others. It is reflected in the experience of chronic emptiness, conflicting self-perceptions, conflicting behavior that cannot be integrated in an emotionally meaningful way, and hollow, dull, and impoverished perceptions of others. There is a state of anxiety and weakness of the ego.
This applies well to adults, but is particularly important for adolescents experiencing their crisis within the broader psychosocial context.
Therefore, the proposal of a sense-oriented identity integration psychotherapy brings together well-supported theoretical themes of psychoanalysis and Frankl's Logotherapy, and themes of Berne and other authors, among which I highlight the research carried out by logotherapists from all over the world, whose work is mentioned in my book: Identity-Existence in Logotherapy. Meaning Focused Identity Integration Psychotherapy. Compendium of research developed in Spanish-speaking countries.

La psicoterapia de integración de identidad orientada al sentido, busca la superación y fortalecimiento personal, que permitan la integración de sus experiencias, encontrar o recuperar, la posibilidad de reactualizar sus propias fuerzas afectivas y recuperar en sí mismo, la raíz de su propio potencial psíquico completo, tanto cognitivo como emotivo;  ampliar su propio campo existencial y para guiarse hacia la esa búsqueda del sentido de la vida, que es una fuerza primaria en todo individuo (Frankl).
O.F Kernberg, trabaja en trastorno límite de la personalidad y se enfoca en explicar la difusión de identidad, como un síndrome en el que se da la carencia de una identidad integrada.” Clínicamente se representa por un concepto pobremente integrado de sí mismo y otros significantes. Se refleja en la experiencia de vacío crónico, autopercepciones contradictorias, conducta contradictoria que no puede integrarse en una forma emocionalmente significativa y percepciones huecas, insípidas y empobrecidas de los demás.” Existe un estado de ansiedad y debilidad del yo.
Esto se aplica bien en personas adultas, pero es particularmente importante para los adolescentes, que experimentan su crisis, dentro del amplio contexto psicosocial.
Por tanto la propuesta de una psicoterapia de integración de identidad orientada al sentido, reúne temas teóricos bien sustentados del psicoanálisis y la Logoterapia de Frankl, y temas de Berne y otros autores, entre los que destaco las investigaciones desarrolladas por Alexander Batthyány y logoterapeutas de todo el mundo, cuyo trabajo es mencionado en mi libro: Identidad-Existencia en Logoterapia. Psicoterapia de Integración de Identidad centrada en el Significado. Compendio de investigaciones desarrolladas en países de habla hispana.
El concepto de Identidad que Erik Erikson (1968) elabora implica el desarrollo de un sentido de continuidad y consistencia o integridad de la propia imagen y del reconocimiento de las demás personas que son significativas para el individuo, lo que contribuye a confirmar la autopercepción y a cambios en la imagen de sí mismo según se es visto por los otros.
Dentro de este periodo evolutivo de la adolescencia se dan asimismo, representaciones de los conflictos sociales. Es decir, la formación de la identidad tiene una significación prototípica para comprender como se da el juego entre lo psicológico y lo social.
  Y por ello para resolver su crisis, los adolescentes deben superar dentro de sí mismos, los efectos de esta crisis social interiorizada. De su resolución, dependerá una buena y sólida construcción de identidad personal y adaptación social.
Sàndor Ferenczi, postula diversas claves, que vinculan tanto metodológica como diagnósticamente la sociología y el psicoanálisis, buscando que esto contribuya a la investigación y, sobre todo, a la atenuación de los males sociales. Señala ciertas cuestiones que derivan de ese vínculo y que permiten, no sólo dar cuenta de algunas de las peculiaridades de la trama social que produce y sustenta al hecho psíquico individual, sino también disponer de claves para la comprensión y explicación de lo social como objeto de conocimiento sobre el que se puede intervenir con intencionalidad transformadora.
Las peculiaridades propias de la trama social crearían condiciones patógenas que afectarían tanto al individuo como a las relaciones humanas intersubjetivas. Por ello, es necesario la comprensión y explicación de lo social. Explicita que al darse el trauma y la distorsión profunda o ruptura de la mutualidad interpersonal, se da una vinculación entre traumatizado y traumatizante. En el vínculo mismo entre sujetos interactuantes, en su identidad y en su relación, hay una incidencia institucional a considerar.
De otra parte, Molla, ha estudiado la identidad y su proceso de desarrollo, desde la teoría evolutiva de Erik Erikson. Este autor, considera que cuando hay un óptimo desarrollo, la estimulación social se une al proceso de desarrollo individual y estas dos fuerzas que se conjuncionan y potencian mutuamente.
Asimismo, los conflictos y dificultades de este desarrollo se manifiestan en diversos grados de una crisis de identidad que va de lo normal a la identidad negativa y patológica.
En esas esferas de la evolución, podemos encontrar que prevalece una íntima relación de las influencias sociales y familiares en el desarrollo individual.
Al postular el ciclo vital, Erik Erikson destaca la alternancia dentro de este ciclo de componentes positivos y sanos junto con otros menos sanos, enfrentándose en el continuo suceder del desarrollo, que es una evolución, un transcurrir energético de fuerzas en disputa.
Es necesario resaltar que los procesos biológico, psicológico y social, es decir la "fisiología del vivir", están en una interacción ininterrumpida de todas las partes y gobernado por una relatividad que hace que cada proceso depende de los otros.
En un trabajo de investigación expuesto en la Plenaria de Investigación del Congreso Mundial de Comunidades Terapéuticas, (Molla, 2010), se dio a conocer
estrategias de la conformación de la identidad personal y como esta se vería favorecida por la capacidad de aprender sobre sí mismo, esto es, entender la propia identidad, como sustrato de esta experiencia, logrando encausar la propia afectividad y desarrollando la perspectiva vital o perspectiva temporal, una inteligencia emocional sobre su propia existencia. Los resultados de dicho estudio, indican que dificultan este desarrollo de identidad personal la presencia de conflictos mayores en la integración de nuevas experiencias emocionales. Es particularmente importante para la comprensión de la problemática de identidad del adolescente, el factor llamado "Perspectiva Temporal", que es el factor de la integración de las experiencias vitales para la identidad personal. Se concluye que este es el factor que incide en forma más significativa a favor de la Identidad en ambos grupos, ya la perspectiva temporal conlleva la integración emocional-vital del sentido existencial o búsqueda de significado en la vida.
La orientación y expresión de la energía afectiva individual se da al unísono con la síntesis que el individuo extrae de su percepción de la valoración social.
La Gestalt o conformación de identidad refleja la agrupación de elementos representativos de las fuerzas sociales al interior del individuo, así como la identidad explica en cierta forma cómo se construyen los valores que conforman la cultura.
Kernberg (1977) considera que la introyección, la identificación y la identidad del yo conforman la secuencia progresiva en que se incluyen las representaciones objetales y representaciones del sí mismo.
De esta forma podemos conocer procesos sociales y su influencia en la crisis y su resolución, extrayendo valiosas conclusiones para la educación, la formación y la prevención, pero asimismo, para una psicoterapia que se apoya en fortalecer la identidad a través de la integración y la cohesión dada por los valores del sentido de vida (Frankl) y la trascendencia espiritual.
Creemos y trabajamos La psicoterapia de integración de identidad orientada al sentido, que no solo se aplica en jóvenes sino en toda persona que busca reorientar sus potenciales afectivos y existenciales y reencontrarse afirmando el valor de su vida y su visión personal y social. La logoterapia busca iluminar al ser humano sin recortar su realidad como ser en el mundo, revalorizando las finalidades, las intenciones, los sentimientos y las valorizaciones que ese existente como ser único, que vive y siente su existencia desde adentro, como realidad, y, originalmente como una conexión viva y, al posibilitar ese encuentro, es lo que puede iluminar y dar significado a su vida.
Una vida feliz y significativa.
 

Ver tambien http://www.logotherapyresearch.com/2022/mig.htm

Miguel Angel Molla Madueño

Centro de estudios de logoterapia y análisis existencial Humanitas 


mail.gif (4196 bytes) migmolla@gmail.com

  

 



setstats 1